Científico mexicano acusado de espionaje en EE. UU. admitirá su culpa

38
científico mexicano - MéxicoNews24
Foto: cortesía

El próximo 15 de febrero, comparecerá ante un juez para admitir su culpabilidad, el científico mexicano Héctor Alejandro Cabrera Fuentes, detenido en Miami en 2020, acusado de espionaje para Rusia en Estados Unidos.

Te puede interesar: Enfrentamiento entre policías y maestros dejó al menos 10 heridos

Según documentos judiciales a los que tuvo acceso EFE, Cabrera Fuentes, que antes de su detención trabajaba como investigador en una institución de salud en Singapur, comunicó al tribunal del juez Donald M. Middlebrooks su intención de cambiar su declaración inicial de «no culpable» formulada en marzo de 2020.

Esto serpia una señal de que llegó a un posible acuerdo con la Fiscalía para rebajar la pena.

La detención del científico mexicano

El científico mexicano lo detienen en febrero de 2020 cuando trataba de viajar a Ciudad de México desde el aeropuerto de Miami, a donde llegó unos pocos días antes con una visa de turismo y negocios temporales junto a una mujer con la que está casado en México.

A la policía le reconoció después tener otra esposa en Rusia, un país al que estaba relacionado por ese motivo y donde, supuestamente lo reclutan para hacer espionaje.

El automóvil alquilado que usó durante su estancia en Miami, fue visto en un condominio donde vivía un informante confidencial del Gobierno de Estados Unidos en cuestiones de seguridad nacional.

En los teléfonos celulares de Cabrera y su esposa mexicana se hallaron fotografías de la placa de un vehículo perteneciente a esa persona, según los documentos.

En un interrogatorio del 17 de febrero de 2020, el científico mexicano habló de que había conocido en reuniones en Rusia a una persona que creía que trabajaba para el Gobierno ruso y con la que se reunió a solas por primera vez en mayo de 2019 en Moscú.

El «funcionario ruso» le dijo que podría ayudarle a que su esposa rusa y sus hijas pudieran salir del país si él le ayudaba con algo.

En septiembre de 2019, le pidió que alquilara un apartamento en Miami en el mismo condominio donde residía el informante del Gobierno estadounidense, pero que no hiciera el contrato a su nombre ni informara a su familia rusa de ello.

Con información de El Universal

Para obtener información al instante por nuestro Instagram

A tiempo real por el twitter