El grupo especial antibombas desactiva hasta 8 explosivos al día en Michoacán

21
FOTO; Silvia Izquierdo | AP

El asedio del narco en el estado mexicano de Michoacán, así como lo sofisticado de su armamento, obligó a que se creará un grupo especial para desactivar bombas y otros explosivos usados en las disputas entre los grupos criminales.

Un reportaje realizado por el diario Milenio sobre la operación de dicho grupo, reveló que éste realiza una desactivación diaria de hasta ocho explosivos, principalmente en la zona controlada por el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

El director del escuadrón y capitán segundo de infantería, Carlos Roberto Gómez Ruiz, detalló el tipo de bombas que se han desactivado: “Nos estamos enfrentado a diferentes tipos de artefactos explosivos, tanto activados por la víctima, de mando y control, lanzados por dron, tipo granadas, diferentes tipos de artefactos explosivos improvisados”.

Cabe recordar que el grupo se creó el pasado 29 de diciembre, la experiencia del hombre sirvió para conformar el grupo, que incluso ha desmantelado talleres donde se fabricaban explosivos para aumentar el arsenal del narco.

Así se desactivan explosivos

Desactivar los explosivos no es una tarea sencilla, pues se requiere de experiencia y nervios de acero, ya que se realizan procedimientos que pueden durar minutos u horas, momentos que son de gran presión para el responsable.

Junto a un binomio canino y a un operador de dron y equipo anti dron, su tarea suena sencilla: evitar que el artefacto explote y desarmarlo.

El Equipo Antibombas puede responder desde una amenaza de bomba, una granada de fragmentación arrojada en la calle, agresiones directas, bombas lanzadas desde drones y la instalación de minas terrestres antipersonales.

Antes de todo esto, los primeros respondientes establecen un perímetro de seguridad, en caso de que el artefacto llegara a explotar.

A principios de noviembre el jefe del escuadrón antibombas narró que en su carrera había desactivado personalmente 112 bombas, tres meses después el número aumentó considerablemente a 438, cifra que seguirá creciendo conforme las labores avancen.

Para la nueva faceta, el exmilitar participó en un curso impartido por la Agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF) de Estados Unidos. Así fue como Michoacán se preparó para enfrentar al narco y sus explosivos.

Michoacán sobresalió como el estado con mayor número de desmotivaciones de explosivos en 2023, donde se registraron 447 casos. Además del CJNG, los cárteles de Sinaloa, Noreste y del Golfo usan este armamento para infundir miedo y lograr avanzar.

Con información | La Opinión

Obtén información al instante, únete a nuestra comunidad digital

Síguenos en nuestras cuentas de Redes Sociales

Instagram: @mexiconews24

Twitter: @mexiconews24