Migrantes se enfrentaron a las autoridades mexicanas durante marcha

26
marcha migrantes - MéxicoNews24
Foto: cortesía

Unos 500 migrantes provenientes de Centroamérica, Venezuela y otros lugares se enfrentaron este viernes 1 de abril a la policía local, la Guardia Nacional y los agentes de inmigración en Tapachula, Chiapas, en la primera marcha multitudinaria de este año en México.

Te puede interesar: Hoy México decide si continuará el Horario de Verano

Los migrantes describieron la marcha como una tradicional protesta anual relacionada con la Semana Santa. Como en una procesión, quienes iba al frente portaban una cruz blanca, como ha sucedido en años anteriores.

Sin embargo, este año la protesta se hizo dos semanas antes de esa celebración religiosa y algunos participantes afirmaron que tratarían de llegar en caravana hasta la frontera con Estados Unidos.

Mientras se enfrentaban a la Guardia Nacional y a los agentes del Instituto Nacional de Migración, los migrantes usaron la cruz de madera que llevaban como ariete para romper las filas de las autoridades, aunque luego se rompió durante los forcejeos.

Los oficiales, que tenían escudos antidisturbios, macanas y lo que parecía ser un aerosol irritante, detuvieron a varios manifestantes. Los dos bandos intercambiaron golpes y muchos migrantes dejaron sus mochilas en el tumulto.

Algunos lograron abrirse paso y desaparecer por carreteras y senderos de tierra, pero gran parte del resto de los manifestantes se refugió en una iglesia a pocos kilómetros de Tapachula.

Marcha de migrantes salió del sur de México

Los migrantes partieron de Tapachula, una ciudad del sur de México cerca de la frontera con Guatemala, el viernes por la mañana. Muchos dicen sentirse básicamente presos en Tapachula debido a la lenta tramitación de sus pedidos de asilo, y se quejan de que no consiguen trabajo en el estado de Chiapas para poder mantener a sus familias.

Nos tienen prácticamente presos, no nos dejan salir de este estado ya que nosotros estamos aquí (de manera) irregular”, sostuvo la venezolana Noreydi Chávez. “Nos exigen sacar visa, refugio, pero nunca tenemos respuesta de nada. Hacemos papeleos y nunca nos atienden”.

El peruano Reynaldo Bello se sumó a la marcha con su esposa y su bebé porque estaban viviendo en un parque y pasando hambre mientras aguardaban la tramitación de sus papeles.

El gobierno del presidente estadounidense Joe Biden anunció el viernes el fin de una norma que permitía rechazar los pedidos de asilo para proteger a Estados Unidos del coronavirus.

Con información de Telemundo

Para obtener información al instante por nuestro Instagram

A tiempo real por el twitter