Murió Paul Alexander, el hombre “pulmón de hierro” que vivió dentro de una máquina de acero

6
Foto: El Diario

El estadounidense Paul Alexander, conocido por haber sobrevivido a una poliomielitis, falleció el martes 12 de marzo a sus 78 años de edad, anunció Christopher Ulmer, activista por los derechos de los discapacitados, en la página de GoFundMe.

Paul Alexander, el hombre del pulmón de hierro, falleció ayer. Después de sobrevivir a la polio cuando era niño, vivió más de 70 años dentro de un pulmón de hierro. En ese tiempo, Paul fue a la universidad. Se convirtió en abogado y autor publicado”, detalló.

Ulmer destacó que la historia de Paul Alexander influyó positivamente en la vida de muchas personas alrededor del mundo. 

Un gran modelo a seguir

El activista señaló que Paul Alexander fue un modelo a seguir y siempre será recordado. Asimismo, detalló que a través de la página de recaudación de fondos, logró recolectar una gran cantidad de dinero que ayudó a Paul con las facturas médicas y los costos de vivienda.

Ulmer también detalló que uno de los hermanos del llamado “hombre del pulmón de hierro”, le manifestó el agradecimiento a todos los que lo ayudaron durante su proceso.

“Estoy muy agradecido a todos los que donaron para la recaudación de fondos de mi hermano. Le permitió vivir sus últimos años sin estrés. También pagará su funeral durante este momento difícil. Es absolutamente increíble leer todos los comentarios y saber que tanta gente estaba inspirada por Paul. Estoy muy agradecido”, fue el mensaje que compartió Christopher Ulmer en su publicación.

Historia de Paul Alexander 

Paul Alexander contrajo polio en 1952 cuando tenía 6 años de edad. Según reseñan diversos medios internacionales, entre ellos, Biobiochile, ese año fallecieron miles de personas en Estados Unidos por la enfermedad. Sin embargo, Alexander logró sobrevivir, pero dentro de un pulmón de acero de dos metros y medio, de allí el nombre con el que se le conocía en los medios.

El medio DW publicó en 2021 un trabajo en el que abordaba el caso de Alexander, quien durante una entrevista les comentó que tan solo cinco días después de la aparición de los primeros síntomas de la enfermedad, ya no podía sostener un lápiz, hablar, tragar o toser, “había quedado paralizado”. 

“Lo perdí todo: la capacidad de moverme, mis piernas no me sostenían y luego no podía respirar”, contó al equipo de DW en esa oportunidad.

Paul Alexander “odiaba simplemente ver la televisión” todo el día, por lo que comenzó a estudiar para cumplir su sueño de ir a la universidad. De acuerdo con The Guardian, en un principio se le negó la entrada debido a su discapacidad.

“El hombre del pulmón de hierro” insistió en su propósito hasta que consiguió una beca en la Universidad Metodista del Sur, a la cual asistía a las clases en silla de ruedas debido a que había aprendido una técnica para respirar durante los breves momentos en que podía escapar del pulmón de acero.

Cumplió sus sueños

En 1984 obtuvo un doctorado en Derecho de la Universidad de Texas en Austin.

“Por fin ocurrió algo bueno, quería ser abogado desde hacía mucho tiempo”, comentó en esa ocasión.

Alexander también logró escribir un libro en 2020 el cual tituló Three Minutes for a Dog: My Life in an Iron Lung (Tres minutos para un perro: mi vida en un pulmón de acero). 

El libro lo terminó en 5 años y cuando la prensa le preguntó cómo lo había logrado, respondió:

“No dejar que la polio me derrotara, sino yo derrotar a la polio. Por eso siempre quise lograr las cosas que me decían que no podía lograr y alcanzar los sueños que soñaba”.

Con información | El Diario

Obtén información al instante, únete a nuestra comunidad digital

Síguenos en nuestras cuentas de Redes Sociales

Instagram: @mexiconews24

Twitter: @mexiconews24