¿De dónde saca AMLO el dinero que da a migrantes de otros países?

4
FOTO: Marco Ugarte | AP

Previo al anuncio de las últimas horas de que se aplicará la ley en La Bestia, el tren de carga que usan los indocumentados para viajar por el país hacia Estados Unidos, el gobierno mexicano metió un amortiguador y reconoció que entrega una especie de apoyo- subsidio a los venezolanos repatriados desde aquí. Y dijo más: que podría incluir en breve a Ecuador y Colombia.

“La respuesta sigue en el aire, ambigua y poco transparente”, reprocharon voces de oposición desde diversas trincheras.

Entre enero y marzo de 2024, la Unidad de Política Migratoria de la Secretaría de Gobernación, contabilizó que fueron detenidos para su deportación 89,718 venezolanos; 36,956 ecuatorianos y 21,574 colombianos.

Esto significa que en tres meses habría desembolsado alrededor de 9,8 millones de dólares, tomando en cuenta que a cada venezolano se entregó 110 dólares. La cifra implica un gasto al año de casi 40 millones dólares solo para ciudadanos de esa nacionalidad.

Aún sin fecha para el subsidio, si se suman a los 58,000 ecuatorianos y colombianos que llegan en promedio por mes, se necesitarían al año 25,7 millones de dólares más.

“La estrategia más común que utilizan los políticos para cubrir este tipo de cuentas no programadas oficialmente en el Presupuesto de Egresos de la Federación son los subejercicios”, subrayó la diputada Noemí Reynoso.

En febrero pasado, la legisladora presentó una iniciativa para reformar la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria con el propósito de que se sancione a los servidores públicos que incurran en reducciones y subejercicios incluso en temas vitales y urgentes como la salud.

De acuerdo con el Informe sobre la Situación Económica, las Finanzas Públicas y la Deuda Pública, al cuarto trimestre de 2023, emitido por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, el ramo correspondiente a la Secretaría de Salud presentó un subejercicio de prácticamente la mitad de su presupuesto aprobado.

 “Es decir, que ningún otro ramo administrativo del Gobierno Federal tuvo un subejercicio mayor que el de Salud y luego no se sabe a dónde va”.

El subejercicio discrecional ocurre cuando una entidad pública no gasta lo que tenía autorizado para gastar en un ejercicio fiscal y el dinero pasa a la Secretaría de Hacienda y es el Ejecutivo el que decide en qué se usa.

En 2019, por ejemplo, López Obrador eliminó así el Programa 3×1 que utilizaban migrantes mexicanos para empujar obra de infraestructura en sus comunidades de origen: ellos ponían de su bolsillo un dinero que se multiplicaba por tres con los gobiernos federal, estatal y municipal.

“Simplemente dejó inservible la plataforma que usábamos para subir las propuestas y la fecha se venció sin que pudieran justificarse los proyectos”, subrayó en su momento Guadalupe Gómez, presidente de la Federación de Clubes Zacatecanos del Sur de California.

Por esas fechas, el mandatario federal eliminó también el programa de apoyo a migrantes mexicanos repatriados que empujaba la creación de pequeños negocios de los  connacionales de retorno y no volvió a promover algo similar aunque en los últimos años hay más retornados de aquí.

En 2018, los migrantes mexicanos en Estados Unidos eran minoría después de que en 2007 eran 8,2 millones y bajó a 6,2 millones.

“A partir de 2007, la cantidad de inmigrantes mexicanos no autorizados disminuyó, ya que se fueron de los Estados Unidos más de los que llegaron”, señala un informe del Pew Research Center, elaborado por Jeffrey S. Passel y D’Vera Cohn.

De acuerdo con cifras oficiales, en 2005 regresaron a México 230,000 migrantes; cinco años después, 980,000 y en 2024 encabezaron las listas de deportados de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza, a ritmo de casi 150,000 por trimestre.

“López Obrador está tomando el tema de apoyar a los venezolanos y otros extranjeros 100% político para quedar bien  a costa de no apoyar a los suyos justo cuando viene una delicada situación en la que podría ganar Trump y vendrán miles de repatriados y separación de familias”, dijo Juan Carlos Guerrero, coordinador regional del Consejo de Desarrollo Binacional.

“Primero debió da apoyar a sus comunidades de origen de aquí para que no se sigan yendo y en cambio desapareció todos los programas, prometió retomarlos y luego no lo hizo”.

Desde el punto de vista del presidente mexicano con el apoyo económico que su gobierno ha dado se busca retener a los migrantes en sus países y ha reprochado “la falta de ayuda” de Estados Unidos para arraigar a los indocumentados. Sin embargo, no ha reconocido el papel de los cárteles mexicanos como detonadores de la violencia en América Latina y su relación con el éxodo.

En agosto pasado, el presidente mexicano, afirmó que “no hay elementos” que sostengan la versión de que el Cártel de Sinaloa estuvo detrás del asesinato del candidato presidencial ecuatoriano Fernando Villavicencio, quien murió en un ataque en Quito.

LOS OTROS PROGRAMAS

La canciller Alicia Bárcena  aseguró en una conferencia de prensa a la que fue invitada recientemente que para los venezolanos también han sido apoyadas con programas sociales como Jóvenes Construyendo el Futuro y Sembrando vida. 

No aclaró si fue por hacer trabajo aquí o como parte de los subsidios por repatriación. Este diario solicitó a la Secretaría de Relaciones Exteriores una precisión al respecto, pero hasta el momento no ha habido respuesta.

En 2024, el programa Jóvenes Construyendo el Futuro tuvo un presupuesto de alrededor de 7 mil 187 millones de dólares (alrededor de 115 mil millones de pesos) que se distribuye en una beca mensual de 7,572 pesos mexicanos (unos 500 dólares) y los beneficiarios cuentan con seguro médico a través del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). 

Por otro lado, el presupuesto del programa Sembrando Vida para 2024 fue de 38 mil 928 millones de pesos (alrededor de 2 mil 400 millones de dólares) y los beneficiados reciben un apoyo mensual de 6 mil 250 pesos (unos 400 dólares) por sembrar árboles frutales y maderables en 24 de los 32 estados del país.

El programa social ha superado la siembra de mil millones de árboles, pero tampoco hay estadísticas sobre cuántos migrantes han participado en ellos.

Con información | La Opinión

Obtén información al instante, únete a nuestra comunidad digital

Síguenos en nuestras cuentas de Redes Sociales

Instagram: @mexiconews24

Twitter: @mexiconews24