Inició Jornada de Oración por la Paz en México

21
Jornada de oración - MéxicoNews24
Foto: cortesía

La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) convocó a una Jornada de Oración por la Paz, ante la creciente ola de hechos delictivos en el país, la cual inició este domingo 10 de julio.

Te puede interesar: Autoridades mexicanas reportaron el hallazgo de 14 narcotúneles

La CEM pidió principalmente que en todas las misas a celebrarse este 10 de julio se hiciera memoria de todos los sacerdotes, religiosos y religiosas que han sido asesinados en el país y ofrecer la intención de la eucaristía por su vida y que en los templos coloquen fotografías de estos hombres y mujeres «que han dado su vida por el pueblo de Dios y han recibido la muerte violenta».

Asimismo, al reclamo y exhortó de paz de la Iglesia Católica se sumaron integrantes de distintas congregaciones que señalaron que para solucionar el tema de la violencia se necesita la participación de todos los actores y es más bien una sensibilización a dialogar para construir juntos la paz.

Poca afluencia al inicio de la Jornada de Oración contra la Violencia en CDMX

Previo al inicio de la Jornada de Oración por la Paz, convocada por católicos y jesuitas, se registra poca afluencia en la explanada donde se ubica la Estela de Luz, sobre el Paseo de la Reforma, en la Ciudad de México.

El acto estaba convocado a las 11:00 horas, sin embargo, se pospuso para las 11:30, toda vez que hasta el momento se contabilizan unos 40 asistentes.

La Jornada de Oración se extiende en todo el mes de julio

La Conferencia del Episcopado Mexicano también exhortó a que durante este mes se celebren misas y/o realicen oraciones comunitarias en lugares significativos que representen a todas las personas que han desaparecido o sufrido una muerte violenta.

 “Ahí existe una herida que sanar y ahí está la fuerza que hoy necesita el país para construir la paz”, expresaron

Además, que, como signo profético de la Iglesia, las eucaristías del día 31 de julio se pida por los victimarios, se ore por sus vidas y la conversión de sus corazones, “tendamos la mano para recibirlos con el corazón arrepentido a la casa de Dios. Ellos también son nuestros hermanos y necesitan de nuestra oración. No más violencia en nuestro país”.

La iglesia tom+ó dicha iniciativa, tras los asesinatos de dos padres jesuitas en Chihuahua, el pasado 20 de junio, Javier Campos y Joaquin Mora, en Cerocahui, una comunidad de la sierra Tarahumara, a manos de alías “El Chueco.

Con información de El Universal

Para obtener información al instante por nuestro Instagram

A tiempo real por el twitter