México tiene un subregistro de personas desaparecidas, ¿por qué es un problema?

55

Miles de desapariciones entre 2018 y 2020 no han sido investigadas conforme a la ley en la materia pues existen brechas entre la legislación y práctica, de acuerdo con un informe de la WOLA.

México no ha investigado miles de desapariciones cometidas entre 2018 y 2020 conforme a los previsto en la Ley General en Materia de Desaparición Forzada de Personas, que entró en vigor hace tres años, señala un informe de la Oficina de Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA).

Esto implica que la justicia le falla a las víctimas de desaparición y a sus familias desde el primer momento del proceso, que es reconocer e investigar las desapariciones como delitos, señala la organización para los derechos humanos en el documento presentado hace unos días.

Solo un 3.5% de los desaparecidos están registrados como víctimas de delitos de desaparición forzada o cometida por particulares, señala el organismo.

Esto refleja tanto omisiones de las autoridades a la hora de suministrar información al Registro y el subregistro impide que dicha base de datos alcance su potencial como herramienta de búsqueda e investigación.

“Hay brechas enormes, reales entre el número de personas desaparecidas en diversos estados y el número de investigaciones que se están iniciando por delitos de desaparición, al grado que en algunos estados estamos hablando de cientos, incluso de miles de personas reportadas como desaparecidas y solo una o seis o 10 o tal vez 25 investigaciones abiertas” entre 2020 y 2018, dijo Brewer.

Según la directora para México de WOLA, esto puede deberse a dos razones. La primera es que las desapariciones están siendo investigadas como otros delitos “lo cual lleva a la fragmentación de las investigaciones” o que se investiguen bajo una figura jurídica inadecuada. La segunda opción es que estas desapariciones no sean investigadas como delitos.

“Encontramos en varias respuestas que hay fiscalías que tienen expedientes de personas localizadas, pero no necesariamente están relacionadas con algún delito”, explicó.

Para WOLA, esto va más allá de una formalidad, pues impide que muchos de los casos de desaparición puedan ser investigados, y así se alcance la verdad y la justicia. Más de 91,000 personas permanecen desaparecidas y no localizadas en México, según cifras oficiales, un número que va en ascenso.

“No se va a lograr revertir la crisis de desapariciones, pues la impunidad es de los factores más fundamentales que fomentan y permiten que siga esa crisis”, aseguró Brewer.

“Todos los datos disponibles muestran que la impunidad sigue, en general, no solo hablando de desapariciones, en niveles extremos, en donde realmente no es ha logrado un sistema de investigación, de esclarecimiento, de sanción, de los delitos en general”, agregó.

Fuente: Expasión Política

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí